Leopoldo Maler

Argentina, nacido en 1937

Homenaje

1974

Maquina de escribir modificada

Leopoldo Maler, actualmente director de La Escuela Parsons de Afiliación de Diseño en la República Dominicana., prefiere trabajar de manera conceptual y deliberada y exhibir las habilidades artísticas tradicionales. Sus obras sirven como símbolos que encienden lo que él llama el "poder creativo de la contemplación" del espectador; uno es completamente libre de aplicar su propia experiencia y comprender sus piezas.

Sin embargo, el homenaje tiene un gran significado personal para el propio Maler. Su tío, un conocido periodista argentino, fue asesinado por el contenido inflamatorio de sus ensayos políticos. La vieja Máquina de escribir Underwood que ahora emite llamas en lugar de palabras es del mismo estilo que usó el tío de Maler durante su estimada carrera.

El desarrollo de la pieza se deriva de mi preocupación por la calidad efímera de mi trabajo por entonces: performances, coreografías, sucesos, etc., traté de desarrollar una manera de construir una pieza que fuera en parte permanente - (aspecto escultórico) y en parte efímero (parte de rendimiento). Entonces, recurrí originalmente al fuego y al agua para complementar una pieza sólida. Estas fueron mis ideas flotando alrededor de mi cabeza, cuando mi tío David Kraiselburd, entonces editor de un importante periódico en Argentina y presidente de la Asociación Interamericana de Prensa fue secuestrado y finalmente ejecutado por sus captores cuando la policía llegó muy notoriamente (obviamente a acelerar su asesinato). Fue durante su funeral que vislumbré su máquina de escribir e inmediatamente la vi: una hoja de fuego para reemplazar la hoja de papel. Poco después me invitaron a participar en la primera exposición de arte latinoamericano en Londres, en el Instituto de Artes Contemporáneas. Así que preparé una máquina de escribir similar a la de mi tío y reemplacé el rodillo con un rodillo de horno. Inmediatamente impactó en la imaginación del público, y el crítico literario del London Times le pidió a su colega de artes visuales que le permitiera revisar la obra.

En cuanto a mi tío, era un hombre muy privado con una capacidad increíble para escuchar. Aún en su adolescencia [él] convenció a su padre de que el periódico (donde trabajaba desde que era un niño) [lo envió] para informar sobre la Guerra Civil Española, mientras que en serio luchó por los republicanos. En casa se convirtió en abogado mientras continuaba su carrera como periodista. Durante el primer gobierno de Perón, en los años 50, el propietario del periódico tuvo que huir del país y mi tío se quedó con las acciones de la empresa propietaria del periódico. Como los peronistas querían mucho el diario, ya que estaba totalmente en contra del régimen de Perón, amenazaron a mi tío con matar a su familia. Todos le ayudamos a huir a Uruguay. Cuando Perón fue derrocado, regresó como vencedor total y se le pidió que encabezara el periódico. Cuando los peronistas regresaron en 1972, le aconsejé que abandonara el país, pero confiaba en que las cosas habían cambiado para entonces. Pero dentro del peronismo había una facción de terroristas extremistas muy peligrosos [conocidos como los Monteros] que secuestraron y asesinaron. Entonces, una mañana, mi tío fue secuestrado por ellos y cuando la policía se acercó al escondite, una joven (estudiante de "Humanidades") le disparó en la cabeza tres veces. Sospechosamente, todos escaparon. Más tarde se descubrió que de los miembros de la pandilla era el hijo del entonces Jefe de Policía. En la actualidad, el hijo de [mi tío], mi primo Raúl Kraiselburd es editor en jefe del periódico llamado El Día.

Marta Traba, que fue la principal crítica de arte y teórica del arte latinoamericano, escribió antes de su muerte que mi máquina de escribir es el símbolo máximo del arte latinoamericano.
-Leopoldo Maler, 2005

Our Estate is open by appointment only Friday, Saturday and Sundays. Due to county restrictions, we are unable to tour the Museum at this time. Reserve Your Experience Now
+